Hecho con redes de pesca recicladas

El Bat Cage se presentó por primera vez hace 20 años. Durante estas dos décadas ha cruzado la línea de meta de más Grandes Vueltas, Copas del Mundo y Clásicas de primavera que ningún otro producto. El portabidón Bat Cage ha demostrado ser un producto que funciona.

Cuando llegó el momento de rediseñarlo, tanto los ciclistas como el equipo coincidieron en que no había ningún motivo para cambiarlo, ya que funcionaba sin problema. Que les encantaba tal y como era, con su diseño ligero que permitía sujetar el bidón con total seguridad y a un precio asequible. Además, les encanta a los ciclistas de montaña, de carretera y de ciudad por igual. Entonces, ¿qué hicimos?

Buscamos alternativas a los plásticos convencionales y usamos redes de pesca recicladas como material base para fabricar el nuevo portabidón Bat Cage. Nos asociamos con Bureo, un grupo de personas que trabaja con la comunidad costera de Chile para recoger y reciclar redes de pesca inservibles. Más tarde se convertiría en el material principal del nuevo portabidón.

Esta nueva versión sigue manteniendo la misma funcionalidad y estética que el modelo anterior, pero ahora está fabricado con plásticos procedentes del océano como las redes de pesca recicladas.

Actualmente se vierten al océano 8 millones de toneladas de plástico al año, el 10% son redes de pesca, y lo peor es que son cuatro veces más perjudiciales para el medio marino que cualquiera de los otros plásticos contaminantes. Si usamos materiales reciclados para fabricar el Bat Cage, estaremos ayudando a limpiar nuestros océanos y estaremos aportando nuestro granito de arena hacia un